Los muebles altos de la cocina son elementos muy accesibles donde guardar los objetos que más se utilizan a diario. Una amplia variedad de soluciones para dar respuesta a diferentes necesidades. Módulos decorativos abiertos o cerrados con puertas abatibles, vitrinas suspendidas y baldas abiertas que permiten tener todo a mano.

Integración y versatilidad.

Las campanas integradas en los muebles altos quedan ocultas a la vista cuando no se utilizan y aportan espacio extra de almacenaje en los huecos.

Los elementos decorativos con una fina estructura de hierro aportan ligereza y un toque diferente a los muebles altos. 

Sistema de apertura electrónica.

El sistema de apertura electrónica, permite con una ligera presión sobre cualquier zona de la puerta acceder al interior rápidamente. La puerta sube automáticamente, dejando a la vista todo el interior. Para cerrar basta con pulsar sobre el botón situado en el lateral y la puerta se cierra suavemente.

Iluminación interior y exterior.

Los muebles altos son ideales para ocultar la fuente de luz y crear así una iluminación indirecta. La iluminación led del mobiliario es clave en el interior y exterior de la cocina. En los interiores las luces se encienden automáticamente cuando se abre el cajón o la puerta, e iluminan el contenido de una manera muy agradable. 

Personalizamos la luz de las campanas para que tengan la misma temperatura que el resto de la iluminación de la cocina.

Vitrina Less. Aluminio, cristal y madera.

La simplicidad estética de la vitrina Less esconde un desarrollo técnico muy sofisticado, donde todos los elementos de unión del perfil están ocultos. Todo lo demás está a la vista. Un elegante mueble con perfilería de aluminio lacado en Grafito Metalizado y un exclusivo tirador en el mismo acabado. La vitrina y el mueble suspendido se integran en la Pared Equipada creando una atmósfera muy agradable.